lunes, 17 de febrero de 2014

Prenda estrella: la bata

Si hay alguna prenda que esté llevando más que nada esta temporada invernal, no es ni un abrigo masculino, ni las botas mosqueteras (que odio), ni stilettos de tacón imposible, ni sobrero, ni bufanda-manta, mi look estrella del otoño invierno 2013-2014 es la bata (polar).
Suavita, azul marino, con capucha y motivos de nieve y estrellas, con cremallera para que no se me escape el poco calor corporal que genero, porque yo tengo una teoría: soy Laura Palmer, desde luego, los dedos a veces los tengo igual, pálidos y con las uñas lilas, ni una gotica de sangre me tiene que correr a veces, es horchata señor@s.

Volver a estudiar, hacer planos, pasar horas delante del ordenador, etc. han traido de vuelta aquellos días de pasarme gran parte de la jornada, con un moño en lo alto, las gafas haciendo surco en el puente de la nariz, y la eterna taza de té en mi mano izquierda. Sin olvidar mis zapatillas de estar en casa, que en este caso son más "modernas" y mis calcetines gorditos de lana, acompañados del leve tintineo de un cascabel que llevan en el lateral...vamos, un cuadro. Nada que ver con las fotos que se ven a veces en este pequeño rincón, y ni mucho menos que en otros de admiradas "ego-bloggers"


Lo bueno del look "bata" es que cualquier y mínima ocasión que surge para salir a la calle te pones las galas como si fuese una entrega de premios...en mi caso, a veces se produce el efecto "Duquesa de Alba", ¿qué es ese efecto?,  os preguntaréis, pues ni más ni menos, que ponérmelo todo junto, todo lo que pillo, collares, pulseras, foulares, colores a tutiplén, tacones, accesorios de pelo, sombrero, etc... soy "los 8 días de oro del Corte Inglés" ambulante, unido al maquillaje y una profusión de color, que ha provocado alguna vez que me mirase en el ascensor, y al llegar al bajo, le he dado al botón de mi planta para volver y rebajar un poco el asunto. Y si ya es el consorte, el que a lo mejor dice "venga que te invito a comer", aquello se convierte en una primera cita, que una se mira al espejo con la bata y moño y una hora después habiendo pasado por ducha, chapa y pintura, dan ganas de hacer un reportaje fotográfico del antes y del después que ríete tú de los programas de Divinity.

Mi bata abriga, pero no es nada glamourosa ni sexy, pero ¿hay alguna que lo sea?, ¿algún forro polar que no sea una conversión al marujismo del siglo XXI instantáneo?, porque yo de esas cositas monas que venden para estar en casa de algodón o seda no puedo oír ni hablar si no estamos ya en Mayo con 30 grados a la sombra...y es que para que os hagáis una idea, me pongo la bufanda en Octubre y no me la quito hasta casi Junio, porque en Madrid lo de 9 meses de invierno y 3 de infierno, es una #verdadverdadera que no hay quien la rebata, podemos pasar en la misma semana de pantalón de pana a llevar chanclas sin pestañear, que aquí lo de la "chaquetita de entretiempo" es una quimera, una utopía de las gordas.

Así que en casa, por las mañanas, cuando escribo estos posts, tuiteo, hago planos, escribo, etc... no estoy con otra cosa que no sea mi bata. Mi bata suavita, calentita y azul marino...a veces me pongo hasta la capucha, pero queda raruno con el moño, y me asusto si me veo reflejada en el espejo, así que me la quito, porque pienso "y si vienen a traerme un paquete?, cómo voy a abrir la puerta así a nadie?!", seguro que el pobre mensajero haría una señal en la puerta para las próximas veces, dejar el paquete, tocar el timbre y ya se inventará él, la firma...

Aún me quedan al menos, 3 meses de lucir mi bata, que ya puestos, me confieso, y os cuento que a veces la engaño con una chaqueta gordita de lana, con capucha también, más corta, pero "más apañá", por aquello de no verme todos los días igual. Pero visto lo visto, y con el frío que se espera, da igual, bata o chaquetilla, aún nos quedan unas cuantas mañanas de moño, gafas, tés y bata.
Y que conste, que odio las batas, hasta la más mona me parece fea,  pero no sabría vivir sin ellas, qué gran invento marujil!! porque por otro lado, también podría caer en las garras de mi archi enemigo, ese dos piezas de colores varios que puede ser el chándal, antes con bata acolchada y dos mantas en las piernas que ponerme un look chandalero para estar en casa.

¿Alguien comparte conmigo su look estrella casero? ¿odiáis las batas? ¿os gustan? ¿algún sitio que vendan batas bonitas (pero de morir de amor eh) que abriguen? ¿sois más de bata o de chandal para looks marujiles?
Feliz lunes, feliz semana



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Etiquetas

decoración (139) moda (126) deco (123) interiores (123) tendencias (69) diseño (52) reflexiones (52) bloggers (50) arquitectura (42) diseñadores (40) blogs (31) primavera (27) relax (26) inspiración (24) look (23) lifestyle (21) viajes (21) iniciativas (20) colores (19) complementos (19) diy (18) madrid (17) compras (16) navidad (16) hogar (15) mujer (14) mujeres que me inspiran (14) verano (14) belleza (13) blog (13) regalos (13) vacaciones (13) casas (12) fiestas (12) arte (11) minimalismo (11) naturaleza (11) fotos (10) lugares con encanto (10) otoño (10) viviendas (10) desconectar (9) eventos (9) feliz (9) niños (9) joyas (8) londres (8) low cost (8) negro (8) street style (8) boda (7) cultura (7) descansar (7) familia (7) looks (7) solidaridad (7) vintage (7) zapatos (7) parís (6) pasarelas (6) revistas (6) shopping (6) amarillo (5) creatividad (5) decoracción (5) exposición (5) festivales (5) madres (5) manualidades (5) pinterest (5) accesorios (4) flores (4) ilustración (4) música (4) oficinas (4) publicidad (4) muebles (3) restaurantes (3) vestidos (3) vida sana (3) karl lagerfeld (2) manifiesto (2) retro (2) textiles (2) ikea (1) museos (1) rock (1)